¡Vamos, conoce qué es un descendiente y cómo lidiar con él!

El prolapso uterino, también conocido como descenso, es una afección en la que los músculos del piso pélvico se debilitan y no pueden sostener el útero. Pero no te preocupes, puedes hacer varias formas de superar el descenso si lo experimentas.

La forma de lidiar con el descenso de la raza depende de la gravedad. Antes de profundizar en la discusión sobre cómo lidiar con los cruces descendentes, veamos primero qué es una raza descendiente.

¿Qué es descendiente?

Como se mencionó anteriormente, el descenso es una condición en la que la base de la etapa no puede sostener el útero. Esta condición hace que el útero ingrese al canal vaginal.

Esta condición de descenso se divide en cuatro categorías según su gravedad, a saber:

  • Primer nivel: Condición cuando el cuello uterino ingresa o desciende al canal vaginal.
  • Segundo nivel: El cuello uterino ha entrado en la abertura vaginal.
  • Nivel tres: El cuello uterino desciende hacia el exterior de la vagina
  • Nivel cuatro: Todo el útero está fuera de la vagina. En términos médicos, esta condición también se llama procidentia

Cómo lidiar con la descendencia

Después de saber qué es una raza descendiente y su gravedad, el siguiente paso es explicar cómo lidiar con una raza descendente.

La buena noticia es que si todavía está en los grados uno a tres, la raza descendiente puede mejorar sin tener que someterse a un tratamiento especial. Si consulta a un médico, es posible que le recomienden tratamientos simples como los ejercicios de Kegel.

Los ejercicios de Kegel se realizan con el objetivo de fortalecer los músculos pélvicos, de modo que sean lo suficientemente fuertes como para sostener el útero. Sin embargo, si supera el nivel tres y causa síntomas como:

  • Pesadez en la pelvis
  • Presencia de tejido que sobresale en la vagina.
  • Pérdida de orina (incontinencia)
  • Difícil de defecar
  • Tener problemas sexuales, como una sensación de relajación en la vagina.

El médico puede aconsejarle que haga varias formas de superar el descenso, ya sea sin cirugía o mediante cirugía.

Cómo lidiar con el descenso sin cirugía

Hay dos formas de tratar el mestizaje sin cirugía, a saber:

  • Crema de estrógeno vaginal: Esta crema utilizada en la zona genital ayuda a aumentar la fuerza de los tejidos vaginales.
  • Pesario vaginal: Esto se hace insertando un dispositivo en forma de anillo en la vagina, para sostener el útero y mantenerlo en posición. Sin embargo, el uso de esta herramienta puede provocar efectos secundarios como la descarga de un líquido de olor desagradable.

Superar el descenso con cirugía

Si la afección es grave, el médico sugerirá una cirugía. Hay dos tipos de cirugía que se pueden realizar para tratar las razas descendentes, a saber:

Reparar el tejido del suelo pélvico

Esta cirugía se puede realizar por vía vaginal o con una incisión en el abdomen. El médico injertará tejido nuevo en las estructuras debilitadas del suelo pélvico.

Los injertos de tejido se pueden tomar del propio cuerpo del paciente o del tejido de un donante. En esta operación también se puede utilizar el uso de materiales sintéticos.

Es posible que no se recomiende la cirugía si aún desea tener hijos. Porque el embarazo y el parto pueden dañar los músculos pélvicos previamente reparados.

Cirugía de histerectomía

La histerectomía es la extirpación del útero. Generalmente se realiza bajo ciertas condiciones. Este procedimiento no se recomienda para mujeres que aún desean tener hijos.

Otros posibles tratamientos

Además de hacer algunas de las formas de superar el descenso como ya se mencionó, hay varios otros pasos que deben realizarse. Es necesario seguir estos pasos para evitar que la afección empeore.

Para evitar debilitar sus músculos, también debe evitar levantar pesos pesados. Cuanto más pesada sea la carga, más débiles serán los músculos pélvicos.

Si tiene tos crónica o bronquitis, busque tratamiento de inmediato para controlar la tos. La tos demasiado fuerte puede ejercer presión sobre los músculos pélvicos y hacer que el útero se hunda más en el canal vaginal.

Finalmente, viva una vida saludable comiendo alimentos con una nutrición equilibrada. Incluyendo alimentos ricos en fibra para no sufrir estreñimiento. El estreñimiento también puede ejercer presión sobre los músculos pélvicos y puede ser una causa de descenso.

Esa es la información sobre cómo superar el descenso, que puedes hacer. ¿Tiene más preguntas?

Chatee directamente con nuestro médico para una consulta. Nuestros socios médicos están listos para brindar soluciones. ¡Vamos, descarga la aplicación Good Doctor aquí!