¿Dolor en el hueso púbico posparto? ¡Sepa, esta es la causa!

El dolor del hueso púbico posparto es bastante común. Esta condición también se conoce como diástasis de sínfisis del pubis o SPD, que a menudo causa malestar debido a un dolor persistente.

Esta afección generalmente es inofensiva para el bebé, pero puede ser muy dolorosa para la madre. Bueno, para descubrir las causas y cómo tratar el dolor del hueso púbico después del parto, veamos la siguiente explicación.

Lea también: ¿Piernas hinchadas después del nacimiento? ¡Esta causa y cómo superarla!

Causas del dolor del hueso púbico después del parto.

Reportado desde Muy bien familiaDurante el embarazo, la hormona relaxina hace que la pelvis, especialmente el hueso púbico, se relaje. En general, esto puede facilitar el parto tanto para la madre como para el bebé.

Sin embargo, a veces la relaxina hace un muy buen trabajo al aflojar los ligamentos alrededor de los huesos pélvicos mucho antes de que el bebé esté listo para salir. Debido a esto, algunas mujeres sienten dolor en la articulación de la cadera.

La mayor parte del dolor se centra en la parte frontal del área del hueso púbico, por encima del mons pubis o debajo del vello púbico. Además, también puede notar algo de hinchazón en el área del hueso púbico y experimentar un paso tambaleante.

¿Existe un diagnóstico para esta condición?

Tenga en cuenta que no se recomienda el examen de rayos X durante el embarazo. Por lo tanto, el médico generalmente hará un diagnóstico a través de una ecografía o un examen de ultrasonido. Una ecografía puede ayudar a ver el espacio entre los huesos pélvicos.

Sin embargo, de manera más general, el médico hará un diagnóstico de dolor en el hueso púbico basándose únicamente en los síntomas. Si ha dado a luz y todavía tiene dolor, una radiografía en forma de prueba de diagnóstico es la mejor opción disponible.

¿Cómo lidiar con el dolor del hueso púbico después del parto?

Aunque el dolor del hueso púbico posparto generalmente desaparece, existen varios tratamientos que puede recibir. Los tratamientos para reducir el dolor en el hueso púbico incluyen los siguientes:

Use un aparato ortopédico para la cadera

Para reducir el dolor del hueso púbico después del parto, intente estabilizar la pelvis tanto como pueda con un vendaje para el trabajo de parto. Estas correas también pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda.

Las investigaciones muestran que los cinturones o correas flexibles funcionan muy bien. Este dispositivo también puede ayudar a prevenir más lesiones debido a una pelvis inestable.

Fisioterapia o acupuntura

Antes de realizar fisioterapia o acupuntura para tratar el dolor en el hueso púbico, consulte primero con su médico. Los tratamientos de acupuntura pueden resultar útiles a largo plazo.

Aunque lleva mucho tiempo, se puede decir que esta terapia merece la pena. También pida consejo a un terapeuta o acupunturista sobre lo que puede hacer en casa.

Evite los desencadenantes del dolor

El dolor del hueso púbico posparto se puede reducir evitando situaciones que desencadenan el dolor. Algunas de las situaciones en cuestión, como sentarse a usar pantalones o balancear ambas piernas al mismo tiempo.

Es mejor evitar estar de pie durante períodos prolongados. Si debe pararse, use zapatos adecuados y trate de moverse o moverse de un pie al otro.

Consumo de drogas

A veces, los analgésicos pueden ayudar con el dolor de los huesos pélvicos después del parto. Sin embargo, el uso de estos medicamentos debe realizarse bajo la supervisión de un médico porque algunos analgésicos están contraindicados durante el embarazo y la lactancia.

Coloque una almohadilla térmica o una bolsa de hielo

El dolor en el hueso púbico se puede aliviar aplicando una almohadilla térmica o una compresa de hielo. Si usa una almohadilla térmica, asegúrese de no pegarla durante más de 10 minutos.

Hacer ejercicio

Un fisioterapeuta puede proporcionar terapia manual para garantizar que las articulaciones de la pelvis, la columna y la cadera se muevan normalmente. Además, el fisioterapeuta puede ofrecer ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico, la espalda, el abdomen y las caderas.

Una forma de ejercicio que se recomienda es la hidroterapia o ejercicio en el agua. Se sabe que estar en el agua ayuda a aliviar el estrés de las articulaciones y le permite moverse con mayor facilidad.

Lea también: Conozca las etapas de la apertura del nacimiento, ¡desde la contracción hasta el parto!

Asegúrese de controlar su salud y la de su familia con regularidad a través de Good Doctor las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Cuide su salud y la de su familia con consultas periódicas con nuestros médicos asociados. Descargue la aplicación Good Doctor ahora, haga clic en este enlace, ¡sí!