Consejos para elegir suplementos de vitamina C que sean seguros para el estómago

La vitamina C es segura para el estómago, necesita saberlo, ya sabe. Sí, esto se debe a que la vitamina C es un nutriente que juega un papel importante en el funcionamiento de su cuerpo. Puede tomar suplementos de vitamina C para mantener su sistema inmunológico.

Eitss, pero elegir un suplemento de vitamina C no debe ser descuidado, ya sabes, debes elegir vitamina C que sea segura para el estómago. Veamos los siguientes consejos.

Lea también: Varias vitaminas para fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo contra el virus corona

¿Por qué es tan importante cumplir con la ingesta de vitamina C?

La vitamina C o también conocida como ácido ascórbico es indispensable para el crecimiento, desarrollo y reparación de todos los tejidos corporales. La vitamina C participa en muchas funciones corporales, como la formación de colágeno, la absorción de hierro y el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico.

No solo eso, la vitamina C también participa en la curación de heridas, el mantenimiento de los huesos y los dientes. La vitamina C también es un antioxidante que puede proteger al cuerpo de los radicales libres.

Los radicales libres que se acumulan pueden causar varios problemas de salud, como cáncer, enfermedades cardíacas y artritis (artritis).

La ingesta inadecuada de vitamina C puede causar síntomas como piel seca, dolor en las articulaciones, encías sangrantes y cicatrización lenta de heridas.

No solo eso, en casos de deficiencia grave de vitamina C, esto puede provocar escorbuto, que se caracteriza por fatiga, letargo, debilidad extensa del tejido conectivo y fragilidad capilar.

Consejos para elegir vitamina C que sea segura para el estómago

Debe saber que su cuerpo no produce vitamina C. Puede satisfacer su ingesta de vitamina C a través de ciertas fuentes de alimentos, como frutas y verduras.

Cuando no pueda satisfacer su ingesta de vitamina C a través de fuentes naturales, puede tomar suplementos de vitamina C. Bueno, aquí hay algunos consejos para elegir la vitamina C que sea segura para el estómago.

1. Preste atención al tipo

La vitamina C viene en forma pura o está unida a minerales para crear la forma de “ascorbato”. Para obtener más información sobre esto, aquí hay una explicación completa, según lo informado por el Chicago Tribune.

Ácido ascórbico

El ácido ascórbico es vitamina C en su forma más pura. El cuerpo lo absorbe fácilmente a través del torrente sanguíneo.

Ascorbato de sodio

Si el ácido ascórbico puro es demasiado ácido para el estómago, elija ácido ascórbico unido a una molécula de sodio, lo que minimiza la acidez.

Tenga en cuenta que la forma de ascorbato de sodio de la vitamina C puede aumentar los niveles de sodio (sodio) en el cuerpo. Por lo tanto, asegúrese de buscar siempre otras fuentes de sodio cuando tome este tipo de suplemento.

Ascorbato de calcio

Este tipo de vitamina C une el ácido ascórbico al calcio, que también puede neutralizar la acidez. El ascorbato de calcio es ideal para quienes tienen estómagos muy sensibles o no pueden tolerar otras formas de vitamina C.

Otro ascorbato mineral

También puede ver ácido ascórbico unido a otros minerales agregados en suplementos, como magnesio, cromo, zinc o incluso manganeso.

Cuando elige la forma de ascorbato mineral (incluidos el sodio y el calcio). También hay que prestar atención a la cantidad de minerales que consume para que la cantidad no supere la ingesta diaria recomendada para el consumo de estos minerales.

2. Preste atención a la dosis

La elección de vitamina C que sea segura para el estómago también debe prestar atención a la dosis. Según Healthline, la cantidad diaria recomendada de vitamina C para adultos es de 90 mg para hombres y 75 mg para mujeres.

El límite superior de ingesta de vitamina C para hombres y mujeres de 19 años o más es de 2000 mg al día. Ciertas condiciones médicas pueden requerir el consumo de dosis más altas de vitamina C.

Los suplementos de vitamina C están disponibles en una variedad de opciones de dosificación. Tomar suplementos de vitamina C que tengan una dosis demasiado alta puede provocar efectos secundarios.

Lea también: Peligros para el cuerpo, esto es lo que sucederá si excede la vitamina C

3. Elija uno que también sea seguro para los riñones

Es importante elegir vitamina C que sea segura para el estómago, pero también debe elegir una que sea segura para los riñones.

Debe elegir uno que tenga niveles bajos de oxalato. Esto se debe a que cuando los niveles de oxalato son demasiado altos en el cuerpo, puede unirse a los minerales y formar cristales que pueden conducir a la formación de cálculos renales.

Bueno, esos son algunos consejos para elegir la vitamina C que sea segura para el estómago. Es mejor no tomar demasiada vitamina C. Es una buena idea, antes de decidir tomar vitamina C, consulte primero a su médico.

Alimentos con contenido de vitamina C que son buenos para el cuerpo

Además de los suplementos, también puede obtener vitamina C de varios tipos de alimentos. Algunos alimentos que puede consumir para satisfacer su ingesta de vitamina C incluyen los siguientes:

Chile verde

Un chile verde contiene 109 mg de vitamina C o el 121 por ciento del valor diario o DV. El valor diario actual de vitamina C es de 90 mg. A modo de comparación, un chile rojo proporciona 65 mg o 72 por ciento de la DV que el cuerpo necesita.

Además de su beneficiosa vitamina C, el chile también es rico en capsaicina. Este ingrediente es responsable del sabor picante y se sabe que ayuda a reducir el dolor y la inflamación.

Guayaba

Esta fruta tropical de pulpa rosada es una gran fuente de vitamina C que proviene de México y Sudamérica. Tenga en cuenta que una guayaba contiene 126 mg de vitamina C o 140 por ciento del DV.

Un estudio de seis semanas que involucró a 45 personas jóvenes y sanas encontró que comer 400 gramos de guayaba pelada por día o alrededor de 7 frutas podría reducir significativamente la presión arterial y los niveles de colesterol total.

Pimientos dulces

El contenido de vitamina C de los pimientos dulces aumenta a medida que maduran. Solo media taza o 75 gramos de pimiento amarillo proporciona 137 mg de vitamina C o 152 por ciento del DV, que es el doble de la cantidad que se encuentra en los pimientos verdes.

Consumir suficiente vitamina C es importante para la salud ocular y puede ayudar a proteger contra el desarrollo de cataratas. Un estudio de más de 300 mujeres encontró que consumir niveles más altos de vitamina C tenía un 33 por ciento menos de riesgo de desarrollar cataratas.

Tomillo

El tomillo fresco tiene tres veces más vitamina C que las naranjas y una de las concentraciones más altas de vitamina C de todas las hierbas culinarias. Una onza o 28 gramos de tomillo fresco proporciona 45 mg de vitamina C, que es el 50 por ciento del DV.

Incluso con solo espolvorear de 1 a 2 cucharadas o de 3 a 6 gramos de tomillo fresco encima de los alimentos, los alimentos ya contienen entre 3,5 y 7 mg de la vitamina.

Perejil

Dos cucharadas u 8 gramos de perejil fresco contienen 10 mg de vitamina C, que proporciona el 11 por ciento de la DV recomendada. Junto con otras verduras de hoja verde, el perejil es una importante fuente vegetal de hierro no hemo.

La vitamina C aumenta la absorción de hierro no hemo, que puede ayudar a prevenir y tratar la anemia por deficiencia de hierro. En un estudio de dos meses, las personas recibieron una dieta vegetariana de 500 mg de vitamina C dos veces al día con las comidas.

Al final del estudio, se encontró que los niveles de hierro habían aumentado en un 17 por ciento, la hemoglobina en un 8 por ciento a partir de la ferritina, que es la forma almacenada de hierro en un 12 por ciento.

kiwi

Un kiwi mediano contiene 71 mg de vitamina C o el 79 por ciento de la DV. La investigación ha demostrado que los kiwis, que son ricos en vitamina C, pueden ayudar a reducir el estrés oxidativo, reducir el colesterol y estimular la inmunidad.

Un estudio en 14 hombres con deficiencia de vitamina C encontró que comer dos kiwis al día durante cuatro semanas aumentó la actividad de los glóbulos blancos en un 20 por ciento.

Brócoli

Media taza de brócoli cocido proporciona 51 mg de vitamina C o el 57 por ciento de la DV. Varios estudios observacionales han demostrado un posible vínculo entre comer muchas verduras ricas en vitamina C y una reducción del estrés oxidativo.

Un estudio aleatorio dio a 27 hombres jóvenes que fumaban una porción de 250 gramos de brócoli al vapor que contenía 146 mg de vitamina C al día. Después de diez días, los niveles de la proteína C reactiva del marcador inflamatorio habían disminuido en un 48 por ciento.

Limón

Un limón crudo entero, incluida la cáscara, proporciona 83 mg de vitamina C o el 92 por ciento del DV. La vitamina C disponible en el jugo de limón también actúa como antioxidante.

Lychee

Un lichi proporciona casi 7 mg de vitamina C o el 7,5 por ciento del DV, mientras que una porción de taza proporciona el 151 por ciento. No solo eso, el lichi también contiene ácidos grasos omega-3 y omega-6 que son beneficiosos para el cerebro, el corazón y los vasos sanguíneos.

Aún no se dispone de estudios específicos sobre el lichi. Sin embargo, esta fruta aporta mucha vitamina C, conocida por su papel en la síntesis de colágeno y la salud de los vasos sanguíneos.

fresa

Una taza de fresas o 152 gramos proporciona 89 mg de vitamina C o el 99 por ciento de la DV. Se sabe que las fresas contienen una mezcla de vitamina C, manganeso, flavonoides, ácido fólico y antioxidantes, por lo que tienen varios beneficios.

Los estudios han demostrado que, con un alto contenido de antioxidantes, las fresas pueden ayudar a prevenir el cáncer, las enfermedades vasculares, la demencia y la diabetes.

Un estudio en 27 personas con síndrome metabólico encontró que comer fresas liofilizadas diariamente, el equivalente a 3 tazas, redujo el riesgo de enfermedad cardíaca.

naranja

Una naranja mediana proporciona 70 mg de vitamina C, que es el 78 por ciento del DV. Cuando se consumen en abundancia, las naranjas constituyen una parte importante de la ingesta dietética de vitamina C.

Otras frutas cítricas también pueden ayudar a satisfacer sus necesidades de vitamina C. Por ejemplo, la mitad de una toronja contiene 44 mg o 73 por ciento de la VD, una mandarina contiene 24 mg o 39 por ciento de la VD y una lima contiene 13 mg o 22 por ciento de la DV.

Asegúrese de controlar su salud y la de su familia con regularidad a través de Good Doctor las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Cuide su salud y la de su familia con consultas periódicas con nuestros médicos asociados. Descargue la aplicación Good Doctor ahora, haga clic en este enlace, ¡de acuerdo!