Uso de benzoato de sodio como conservante de alimentos, ¿peligroso o no?

El uso de benzoato de sodio como conservante de alimentos es común en productos envasados. Aunque puede mantener los alimentos duraderos para que se puedan consumir a largo plazo, el benzoato de sodio puede causar efectos adversos en la salud.

¿Cuáles son los efectos negativos? Y, ¿cuál es el límite de dosis para el consumo diario? ¡Vamos, mira la reseña completa a continuación!

Lea también: ¡Compruebe los beneficios de los alimentos fermentados para la salud del cuerpo!

¿Qué es el benzoato de sodio?

El benzoato de sodio es una sustancia química hecha de ácido benzoico e hidróxido de sodio. Reportado desde línea de salud, El ácido benzoico es un buen conservante, mientras que el hidróxido de sodio puede ayudar a disolverlo.

El benzoato de sodio no se produce de forma natural, pero proviene de muchas plantas, como la canela, el clavo, los tomates, las ciruelas y las manzanas.

Una vez sintetizada, esta sustancia cristalina e inodoro se utiliza en muchos productos, especialmente alimentos envasados ​​y fermentados.

Benzoato de sodio como conservante de alimentos

Benzoato de sodio (sodio) en la etiqueta del empaque. Fuente de la foto: www.importfood.com

Como ya se mencionó, el uso de benzoato de sodio como conservante de alimentos envasados ​​es algo común. No sin razón, son varias las cosas que hacen que esta sustancia se utilice para mantener la calidad de los alimentos con el fin de vivir mucho tiempo.

Citas livestrong, El uso de benzoato de sodio en los alimentos no puede separarse de sus propiedades antifúngicas. Estas sustancias pueden proteger los alimentos del moho que puede acelerar el deterioro.

El benzoato de sodio actúa introduciendo compuestos especiales en los alimentos, equilibrando los niveles de pH y aumentando su acidez. De esa manera, el hongo no puede crecer ni propagarse, y la comida permanece segura para el consumo en un período de tiempo relativamente largo.

Además, el benzoato de sodio también se usa a menudo en bebidas carbonatadas para aumentar la intensidad del sabor. Esto también se aplica a los alimentos que tienen un alto nivel de acidez, como el vinagre, ciertas salsas y encurtidos.

Restricciones sobre el uso de benzoato de sodio

El uso de benzoato de sodio en los alimentos está estrictamente regulado. Esto es para evitar el impacto negativo en la salud que puede causar. El cuerpo humano no acumula benzoato de sodio, el sistema metabólico excretará la sustancia a través de la orina dentro de las 24 horas.

Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) permite el uso de benzoato de sodio como conservante de alimentos con una concentración máxima de 0,1 por ciento. Mientras tanto, según Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de ingesta diaria aceptable es de 0 a 5 mg por kg de peso corporal.

Más benzoato de sodio menos como conservante de alimentos

A grandes rasgos, los beneficios del benzoato de sodio radican en su función de mantener la calidad y alargar la vida del propio alimento.

En cuanto a la salud, la ingesta de esta sustancia realmente debe ser limitada. El benzoato de sodio puede ser tóxico si se toma con alimentos que contienen vitamina C.

En comparación con su valor positivo, el uso de benzoato de sodio como conservante de alimentos tiene más efectos adversos para la salud, que incluyen:

1. Riesgo de cáncer

El uso de benzoato de sodio puede aumentar el riesgo de cáncer. Estas sustancias pueden convertirse en benceno, un compuesto cancerígeno.

Los compuestos cancerígenos pueden interferir con las células sanas del cuerpo, lo que puede provocar cáncer.

El benceno se puede formar en los refrescos y bebidas que contienen vitamina C (ácido ascórbico) que han recibido benzoato de sodio. Estas sustancias también pueden surgir por exposición al calor o la luz, así como por una mayor duración de almacenamiento.

Lea también: ¡Tenga cuidado, esta es una fila de alimentos que desencadenan el cáncer!

2. Otros problemas de salud

No solo el riesgo de cáncer, el uso de benzoato de sodio como conservante de alimentos también puede desencadenar muchos otros problemas de salud, como:

  • Inflamación: Según un estudio, el benzoato de sodio puede activar "pistas" inflamatorias en el cuerpo si se consume demasiado. Esta inflamación puede alterar las células sanas, que luego pueden potencialmente convertirse en cáncer.
  • Alergia: Un estudio explica que un pequeño porcentaje de personas puede experimentar reacciones alérgicas como picazón e hinchazón después de comer alimentos que contienen benzoato de sodio.
  • Control del apetito: Según una publicación, el contenido de benzoato de sodio puede reducir la liberación de leptina o la hormona supresora del apetito. La disminución puede alcanzar del 49 al 70 por ciento.
  • Estrés oxidativo: Un estudio de 2014 encontró que cuanto mayor es la concentración de benzoato de sodio, más radicales libres se forman. Con el tiempo, esto puede dañar y alterar las células sanas y aumentar el riesgo de una serie de enfermedades crónicas.

Bueno, esa es una revisión sobre el uso de benzoato de sodio como conservante de alimentos y los peligros que pueden resultar de un consumo excesivo. Antes de comprar un producto, primero revise la etiqueta del empaque y asegúrese de que el contenido de benzoato de sodio no sea superior al 0.1 por ciento, ¡sí!

Cuida tu salud y la de tu familia con consultas periódicas con nuestros médicos asociados. Descargue la aplicación Good Doctor ahora, haga clic en este enlace, ¡sí!