Problemas de salud que pueden ocurrir como resultado de tener un CAPÍTULO

Como resultado de contener las deposiciones, existen varios efectos que pueden causar problemas de salud graves. Tenga en cuenta que tener un tracto digestivo saludable significa poder defecar con regularidad para que los desechos y las toxinas salgan del cuerpo.

Sin embargo, cuando las personas retienen sus evacuaciones intestinales por mucho tiempo o con frecuencia, puede desencadenar la aparición de otras afecciones médicas. Bueno, si quieres saber las consecuencias de retener la defecación, veamos la siguiente explicación.

Lea también: Características del viento sentado: tenga cuidado con los síntomas del dolor en el pecho

¿Cuáles son los efectos o consecuencias de mantener la defecación?

Según los informes de Healthline, todos tienen un horario intestinal diferente, pero si lo retienes durante demasiado tiempo. La frecuencia normal de las deposiciones es de dos a tres veces al día.

Si está estreñido, las heces pueden regresar a sus intestinos y dificultar la evacuación intestinal, causando náuseas. Algunas de las consecuencias de retener la defecación que deben conocerse incluyen las siguientes:

Retención de heces

Es raro retener las heces intencionalmente durante largos períodos de tiempo. Por lo general, las personas con estreñimiento crónico o problemas de motilidad intestinal tienen ganas de defecar. La motilidad intestinal se refiere a qué tan bien el sistema digestivo puede mover los contenidos a través de él.

Si come y no defeca, puede producirse una inflamación peligrosa, que también se conoce como megacolon. Las heces pueden volverse duras y llenas de baches, por lo que el colon puede estallar.

Según el libro de 2014 “Manejo de los trastornos gastrointestinales funcionales en niños: conceptos biopsicosociales para la práctica clínica”, el intestino grueso puede crecer tanto que puede sobresalir hasta las costillas.

Los niños generalmente pueden almacenar heces durante semanas o meses. Si se sienten problemas digestivos, pueden causar síntomas como dolor, irritabilidad y pérdida de apetito.

Ralentización del colon

Resistir el impulso de defecar tiene el potencial de afectar el mecanismo de retroalimentación que mantiene los intestinos en movimiento sin problemas. Si suprime continuamente la necesidad de defecar, puede correr el riesgo de desarrollar trastornos de la motilidad intestinal en el futuro.

Esta afección puede hacer que el exceso de heces regrese a los intestinos, ejerciendo demasiada presión sobre ellos. Esto resultará en un intestino desgarrado.

Las heces se pueden derramar en la cavidad abdominal y causar síntomas graves y, a menudo, potencialmente mortales porque las heces son ácidas y contienen bacterias.

Para que el colon vuelva a funcionar, normalmente se necesitan laxantes. Este medicamento se puede obtener en farmacias con receta médica y debe consumirse de acuerdo con la dosis recomendada para que las condiciones de salud digestiva vuelvan a la normalidad.

Aumenta el riesgo cardiovascular.

Retener una evacuación intestinal o el estreñimiento crónico a menudo se asocia con un mayor riesgo de problemas cardiovasculares, como un ataque cardíaco. Los médicos creen que el estreñimiento crónico aumentará el estrés y la inflamación en el cuerpo que afecta al corazón.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto no significa que todas las personas con problemas de estreñimiento experimentarán problemas cardíacos. Esto se puede interpretar si el riesgo del problema puede ser mayor.

Un estudio de 2016 encontró que cuando el colon no funciona a su nivel óptimo, puede provocar estrés oxidativo. Si no se trata, esta afección puede aumentar el riesgo de muerte.

Consejos para un estilo de vida saludable que se puede seguir

Experimentar estreñimiento por un tiempo corto generalmente no causa ninguna complicación, aunque puede ser frustrante, estresante e incómodo. Para superar los problemas digestivos, aquí hay algunos consejos de estilo de vida saludable que se pueden seguir.

Consumo de alimentos ricos en fibra.

La fibra puede ayudar a ablandar las heces para que puedan pasar por el intestino grueso con mayor facilidad. Alimentos ricos en fibra que se pueden consumir, incluidos frutos secos, frutas, verduras, cereales integrales y cereales integrales.

Mantente bien hidratado

La humedad puede ayudar a que las heces se vuelvan blandas y más fáciles de evacuar. Todos necesitamos una cantidad diferente de líquido cada día según ciertos factores, como la edad y el nivel de actividad.

Por lo tanto, las personas suelen necesitar entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Hacer ejercicio regularmente

La actividad física o el ejercicio regulares pueden ayudar a defecar. Un ejercicio que se puede hacer fácilmente es caminar a paso ligero durante 30 días todos los días para mejorar la salud digestiva.

Lea también: Conociendo la Dieta Ultra Baja en Grasas: ¿Qué es y cómo son los consejos seguros para implementarla?

Para obtener más información sobre la salud, puede preguntarle a nuestro médico de confianza a través de Good Doctor en servicio las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Nuestros socios médicos están listos para brindar soluciones. ¡Vamos, descarga la aplicación Good Doctor aquí!