Hemorroides

Las hemorroides o hemorroides son una condición en la que una persona se siente incómoda al hacer cosas, especialmente las relacionadas con el ano, como sentarse y defecar.

Aunque parezca trivial, de hecho, descuidar las hemorroides puede agravar el dolor que aparece.

¿Qué es la enfermedad de las hemorroides?

Las hemorroides son una enfermedad que puede ocurrir cuando hay hinchazón de los vasos sanguíneos en la parte inferior del recto en el drenaje humano, es decir, el ano.

Las hemorroides son uno de los muchos factores que desencadenan el sangrado rectal. La mayoría de los casos de hemorroides son inofensivos, pero aún debe prestar atención y no debe subestimar esta enfermedad.

Las hemorroides pueden curarse por sí solas. La hinchazón de sangre en el recto en el ano puede disminuir y desaparecer, aunque todavía se requiere tratamiento médico en casos graves.

Tipos de hemorroides

Las hemorroides se dividen en dos, a saber, hemorroides internas y externas. Ambos tienen una diferencia fundamental en la ubicación de la hinchazón.

Hemorroides internas

Este tipo ocurre en los órganos internos del ano, por lo que no puede sentirlo ni verlo. En la mayoría de los casos, las hemorroides de este tipo no causan dolor excesivo. Puedes conocer la aparición de hemorroides. interno mirando las heces que se han mezclado con sangre.

Hemorroides externas

Las hemorroides externas o externas ocurren en la piel inferior alrededor del ano. Esto le hará sentir un dolor excesivo, porque aquí es donde se ven afectados muchos nervios. El dolor puede ir acompañado de picazón, coágulos de sangre de color púrpura o azul y sangre en las heces.

Hemorroides sangrantes

Las hemorroides sangrantes son una afección en la que ambos tipos de hemorroides experimentan sangrado, que generalmente se ve cuando tiene una evacuación intestinal. La sangre de estas hemorroides se verá roja brillante.

¿Cuáles son las causas de las hemorroides?

Enfermedades que tienen términos médicos. hemorroides Esto puede suceder cuando los vasos sanguíneos alrededor del ano se hinchan o se estiran.

Inflamación de los vasos sanguíneos provocada por la presión sobre el recto. Esta presión en sí misma puede ser causada por muchas cosas, que incluyen:

Esfuerzo excesivo al defecar

El factor desencadenante principal más común experimentado por la mayoría de las personas es el esfuerzo excesivo al defecar.

Hacer esfuerzo durante las deposiciones no es algo bueno, especialmente si se hace con demasiada frecuencia. ¿Porque?

Al esforzarse, los músculos que rodean el recto y el ano se tensarán. Si lo hace con frecuencia, los vasos sanguíneos se hincharán. Finalmente, el paso de las heces se estrecha.

Sentado demasiado tiempo en el inodoro

Esta única causa se aplica a alguien que tiene un asiento de inodoro en su casa. Al sentarse en el inodoro para defecar, el ano se convierte en una parte del cuerpo que funciona como soporte para todo el peso corporal.

Además, decidir defecar en el asiento del inodoro hace que los músculos anales expulsen las heces con fuerza. Esto se debe a que cuando se está sentado, la alcantarilla humana no se abre de forma natural, a diferencia de cuando se defeca en cuclillas.

Obesidad

La obesidad es un fenómeno en el que hay un aumento significativo de la carga de grasa en el cuerpo. Esto hace que los músculos tengan que soportar el peso del cuerpo y trabajar más para llevar a cabo sus principales funciones, incluidos los vasos sanguíneos del ano.

Lea también: 6 opciones de menú de cena para una dieta para adelgazar

Tener sexo anal

El sexo anal no solo es un medio potencial para la transmisión de varias enfermedades venéreas, sino que también abre oportunidades para que ocurran hemorroides o hemorroides.

A diferencia de los órganos genitales femeninos que secretan naturalmente fluidos que pueden facilitar la actividad sexual, el ano no está diseñado para esto.

El ano tiene muchos nervios sensibles, incluidos los vasos sanguíneos. La función principal del ano es el drenaje. Es decir, el ano se usa para expulsar algo de adentro hacia afuera, no al revés.

Embarazada

Las hemorroides en mujeres embarazadas se convierten en una parte casi inseparable. La mayoría de las mujeres embarazadas han experimentado hinchazón de las venas del ano. Esto es provocado por el tamaño del útero que continúa creciendo.

El tamaño creciente del útero hace que aumente la presión en los vasos sanguíneos. Como resultado, el flujo sanguíneo alrededor de la pelvis también se verá afectado. Aunque es posible, las hemorroides en mujeres embarazadas pueden desencadenarse por otros factores.

Las hemorroides en mujeres embarazadas son temporales y desaparecerán cuando llegue el momento del parto.

Falta de ingesta de fibra.

La fibra que se puede obtener de los alimentos es muy influyente en el proceso de eliminación de las heces humanas. La falta de fibra puede causar dificultad para defecar.

Como resultado, no es imposible que empujes porque tu sistema digestivo no está en buenas condiciones.

Cuando te falta fibra, la suciedad se endurecerá y hará que las hemorroides sangren, ¿sabes?

Por lo tanto, comer mucha fibra puede ayudar a ablandar las heces para que sean más fáciles de evacuar. La fibra se puede obtener de muchos alimentos en forma de verduras y frutas, como plátanos, manzanas, brócoli y apio.

Otras causas

Además de los factores anteriores, hay una serie de cosas que se consideran triviales pero que pueden causar hemorroides o hemorroides, como la diarrea crónica y el levantamiento de peso excesivo.

Ambos han contribuido a la hinchazón de los músculos alrededor del ano.

¿Quién tiene más riesgo de tener hemorroides?

Dolor en el ano. Fuente de la imagen: Shutterstock.com

Todo el mundo tiene las mismas posibilidades de sufrir trastornos de los vasos sanguíneos del ano. Esto se debe a que todos tenemos vasos sanguíneos alrededor del ano que pueden ayudar a controlar el proceso de defecación.

Los coágulos de sangre le pueden pasar a cualquiera. Sin embargo, según Charles Patrick Davis, profesor clínico de la Universidad de Tennessee, Estados Unidos, las hemorroides se encuentran más comúnmente en personas mayores, en el rango de 45 a 65 años.

Explicó que casi el 75% de las personas en el mundo han experimentado hemorroides. Aunque, algunos no se detectan porque ocurren en niveles muy leves. Otros se encuentran en una condición que requiere asistencia médica.

¿Cuáles son los síntomas y características de las hemorroides?

En base a los dos tipos de hemorroides que se han descrito anteriormente, los síntomas que pueden aparecer incluyen:

  • Dolor y malestar en el ano.
  • Irritación alrededor del ano que produce picazón.
  • Hinchazón alrededor del ano
  • Aparecen protuberancias en la piel alrededor del ano.
  • Presencia de sangre en las heces.
  • Dolor al defecar

¿Cuáles son las posibles complicaciones por hemorroides?

Aunque son raras, algunas de las complicaciones de las hemorroides son las siguientes:

  • Hemorroides estranguladas: Esta condición ocurre cuando las arterias que suministran sangre fresca al sitio del árbitro están bloqueadas. Si se ha producido este bloqueo, puede sentir un dolor insoportable.
  • Anemia: Cuando las hemorroides causan sangrado excesivo, es posible que le falte oxígeno y se canse fácilmente, le falte el aire, dolores de cabeza y mareos.
  • Prolapso de hemorroides: Esta condición le hará sentir doloroso e incómodo cuando se siente o cuando defeque.
  • Coagulación sanguínea: La trombosis o coágulos de sangre en la luz de los vasos sanguíneos es una de las complicaciones de las hemorroides externas. Esta condición causará un dolor y picazón insoportables.
  • Infección: Las hemorroides que sangran pueden invitar a que las bacterias se asienten e infecten el tejido allí. Las complicaciones de infecciones no tratadas son muerte de tejido, hinchazón de pus hasta fiebre

¿Cómo tratar y tratar las hemorroides?

Hay dos tipos de tratamiento para las hemorroides, a saber, realizado por médicos y también un tratamiento independiente que puedes hacer en casa. Aquí están los detalles:

Tratamiento de hemorroides

El médico hará varias cosas para determinar el diagnóstico de los síntomas que siente, que incluyen:

  • Examen físico. Este es un examen rectal del ano para detectar venas inflamadas.
  • Examen rectal digital (DRE). Este tratamiento se realiza mediante un dispositivo digital para detectar lo que está sucediendo dentro del ano.
  • Anoscopia. Este método se utiliza para detectar hemorroides internas, utilizando un instrumento que se inserta en el ano.
  • Protoscopia. Los médicos utilizan este método para producir imágenes visuales del estado de los órganos internos del ano.
  • Sigmoidoscopia. Este método consiste en un examen del colon para determinar la causa de las hemorroides, como diarrea, estreñimiento o cualquier desencadenante de sangrado.
  • Colonoscopia. Este examen es para determinar si hay hinchazón y lesión en el intestino grueso, crecimiento celular anormal y varios otros factores desencadenantes.

Una vez realizado un diagnóstico exitoso, el médico o el personal médico comenzará el tratamiento para aliviar o eliminar el principal desencadenante de las hemorroides. Por supuesto, estos factores desencadenantes se pueden identificar a partir de una serie de exámenes anteriores.

cirugía de hemorroides

Su médico puede recomendarle que se someta a una cirugía de hemorroides. Este procedimiento es específicamente para hemorroides internas o hemorroides externas que son muy dolorosas.

Algunos de los tipos comunes de cirugía de hemorroides son:

  • Hemorroidectomía: Esta técnica más eficaz puede eliminar completamente las hemorroides. Sin embargo, el efecto secundario es que la curación es dolorosa y puede tardar varias semanas.
  • Grapado de hemorroides: Esta técnica se realiza cortando el flujo de sangre a la hemorroide interna y devolviendo el tejido caído a su posición original. La curación es más conveniente, pero existe la posibilidad de que las hemorroides regresen.

Cómo tratar las hemorroides en casa.

Tomar medicina. Fuente de la imagen: Shutterstock.

Las hemorroides en sí mismas pueden desaparecer por sí solas. Por supuesto, es necesario hacer una serie de tratamientos independientes para que la hinchazón del ano desaparezca de inmediato. Puede realizar un tratamiento independiente en casa cuando los síntomas aún se encuentran en la categoría leve, como:

Consuma alimentos ricos en fibra

Los alimentos ricos en fibra pueden acelerar el proceso de eliminación. La fibra obtenida de verduras y frutas puede ablandar las heces, por lo que las heces se pueden expulsar fácilmente. De esa manera, se puede minimizar la hinchazón de los músculos y vasos sanguíneos del ano debido al esfuerzo.

Use crema para hemorroides

Existen muchos tratamientos que utilizan cremas externas para tratar los bultos alrededor del ano. Crema Se vende gratuitamente en farmacias y droguerías. Use una crema que contenga hidrocortisona y aplíquela en el área alrededor del ano.

Tomar medicina

Además de las cremas, también puede tomar medicamentos por vía oral. El ibuprofeno y el acetaminofeno pueden aliviar la inflamación o la inflamación que se produce en los músculos o vasos sanguíneos alrededor del ano.

Baño caliente

Remojar en agua tibia no solo relaja el cuerpo, sino que también puede aliviar el dolor en el cuerpo, incluida la zona del ano. Remoje el cuerpo en agua tibia durante no menos de 15 minutos, dos o tres veces al día.

Por supuesto, la automedicación anterior debe realizarse evitando diversas causas que pueden agravar la situación. Por ejemplo, no esforzarse durante las evacuaciones intestinales.

El autotratamiento aliviará la hinchazón de los músculos y vasos sanguíneos alrededor del ano en una semana.

Si la afección sigue igual o incluso empeora, comuníquese con su médico de inmediato. Esto se debe a que el dolor en el ano no solo es causado por hemorroides, sino también por otras enfermedades como el cáncer.

¿Cuáles son los medicamentos para las hemorroides que se usan comúnmente?

Para superar esta enfermedad, puede usar medicamentos químicos y remedios naturales de la siguiente manera:

Medicina para hemorroides en la farmacia.

Algunos medicamentos que puede usar son analgésicos como acetaminofén, ibuprofeno y aspirina para tratar los síntomas de las hemorroides.

Además, también puedes comprar cremas, ungüentos y supositorios específicos para hemorroides y los de farmacia. Estos medicamentos contienen sustancias químicas como lidocaína para adormecer el área de las hemorroides o hidrocortisona o hamamelis que pueden aliviar la hinchazón y la picazón.

Remedio natural para las hemorroides

Algunas de las siguientes cosas se pueden utilizar como remedio natural para tratar las hemorroides. Es decir:

  • hamamelis
  • Aloe vera
  • Sal de Epsom (sulfato de magnesio) mezclada con agua tibia para bañarse

Lea también: Vértigo: causas, tratamiento y cómo prevenirlo

¿Cuáles son los alimentos y los tabúes para quienes padecen hemorroides?

Cuando sufres de hemorroides, también debes prestar atención a tu ingesta de alimentos, ya sabes. Informado por WebMD, estos son los alimentos que puede comer:

  • Alimentos ricos en fibra
  • Nueces
  • Trigo
  • Frutas y vegetales

Si bien los alimentos que debes evitar son:

  • pan blanco
  • Leche, queso y otros productos lácteos.
  • carne roja
  • Alimentos procesados ​​como carne congelada y comida rápida

¿Cómo prevenir las hemorroides?

Es mejor prevenir que curar, ¿verdad? Al tomar precauciones, significa que tiene una probabilidad relativamente pequeña de experimentar hemorroides.

La prevención de las hemorroides se puede realizar cambiando hábitos, patrones y estilos de vida, que incluyen:

  • Incrementar la ingesta de líquidos corporales. Puede mantener la ingesta de líquidos de su cuerpo bebiendo de 8 a 10 vasos de agua todos los días. Los fluidos corporales harán que las heces sean suaves y fáciles de pasar.
  • Alimentos ricos en fibra. Además del autotratamiento, los alimentos ricos en fibra también se pueden utilizar como medida preventiva. El objetivo es el mismo, es decir, acelerar el proceso de defecación. De esa manera, no tiene que empujar, lo que puede causar hinchazón de los vasos sanguíneos alrededor del ano.
  • No contener las deposiciones. Cuando tenga la necesidad de defecar, nunca la contenga. Esto hará que los músculos y vasos sanguíneos alrededor del ano tengan que trabajar más. Finalmente, la hinchazón ocurre si continúa durante mucho tiempo.
  • No se siente demasiado tiempo. Además de causar incomodidad, estar sentado demasiado tiempo hace que los músculos alrededor del ano se tensen.
  • Ejercicio regular. Además de mantener la salud, el ejercicio también puede reducir la presión sobre las venas. Por lo tanto, puede evitar el estreñimiento que tiene el potencial de causar hemorroides.

Los pasos anteriores se pueden aplicar para prevenir la hinchazón de las venas alrededor del ano si se hace de manera disciplinada. ¡Vamos, mantén un patrón y un estilo de vida saludables para evitar las hemorroides!

Lea también: 8 beneficios para la salud de los tomates que necesita saber

Consulta tus problemas de salud y tu familia a través del servicio Good Doctor 24/7. Nuestros socios médicos están listos para brindar soluciones. Vamos, descarga la aplicación Good Doctor aquí!