Tipos de quemaduras y la forma correcta de tratamiento

Las quemaduras son una de las formas más comunes de lesiones en la vida cotidiana. Puede experimentar estas heridas debido a la exposición a líquidos calientes, la exposición al sol y varias otras fuentes de calor.

¿Pero sabías que las quemaduras se dividen en varios tipos diferentes? Sí, diferentes tipos, diferentes formas de cuidarlos. ¡Veamos más información!

¿Qué es una quemadura?

Las quemaduras son una afección caracterizada por daños graves en la piel que provocan la muerte de las células cutáneas afectadas. Sentirá una sensación de ardor cuando experimente esto.

La mayoría de las personas se recuperan rápidamente después de sentir una lesión. Sin embargo, en algunos casos, estas lesiones relacionadas con el calor deben tratarse con seriedad para evitar complicaciones y la muerte.

Tipos de quemaduras

1. Primer nivel

Este tipo de herida es una herida que daña menos el tejido de la piel en comparación con otros tipos. En este tipo de herida, la herida es la piel más externa, por lo que a menudo se la denomina quemadura menor. Las heridas de este tipo se caracterizan por:

  • Aparece enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Inflamación leve
  • Dolor
  • La piel se seca y se pela a medida que cicatriza la herida.

Si sufre este tipo de quemadura, no se preocupe porque, por lo general, este tipo de herida puede sanar en un plazo de 7 a 10 días sin dejar cicatrices o tejido cicatricial. Este tipo de herida desaparecerá junto con la descamación de la piel.

Cómo tratar las quemaduras de primer grado

Este tipo de quemadura se puede tratar en casa hasta que sane. Cuanto antes trate la herida en su piel, más rápido sanará la herida. Para hacer esto, estos son los pasos que debe seguir:

  • Remoje la herida en agua fría durante cinco minutos o más.
  • Para reducir el dolor, puede tomar analgésicos como ibuprofeno o acetaminofén.
  • Seque la herida y aplique lidocaína (un anestésico) y gel o crema de aloe vera para calmar la piel.
  • También use un ungüento antibiótico y una gasa para proteger el área lesionada

Pero tenga en cuenta que debe consultar a un médico si la herida que experimenta es grande y está en la cara o en el área de la articulación. Por ejemplo, como tobillos, hombros, codos, antebrazos, piernas y columna.

Advertencia importante

Evite el uso de cubitos de hielo para tratar quemaduras de primer grado. Esto solo empeorará la herida.

También debe asegurarse de no aplicar algodón en el área de la herida. Esto se debe a que las diminutas fibras del algodón pueden adherirse a la lesión y aumentar el riesgo de infección.

Además, también evite el tratamiento con ingredientes de cocina como mantequilla y huevos porque este método no ha demostrado ser efectivo.

Lea también: Complicaciones de las quemaduras a tener en cuenta: ¡De infección a depresión!

2. Segundo nivel

Preste atención al tipo de quemadura para encontrar el tratamiento adecuado. Foto: Shutterstock.com

Las quemaduras de segundo grado son un tipo de lesión más grave porque el daño puede penetrar la capa superior de la piel. Este tipo de herida hará que la piel se ampolle, se ponga muy roja y el dolor sea más severo.

Este tipo de herida se caracteriza por tener la piel abierta, luce húmeda y suave. Pero con el tiempo, se formará un tejido cutáneo llamado exudado fibrinoso sobre la herida.

La textura de esta herida es en parte húmeda y en parte seca, por lo que debe mantener limpia la zona de la herida. Use gasa para evitar que la herida se ensucie y se infecte, sí. El uso de gasas también puede ayudar a que las heridas sanen más rápido.

En promedio, las quemaduras de segundo grado tardan de dos a tres semanas en sanar. Las heridas pueden cicatrizar sin dejar cicatrices, pero a menudo cambia el pigmento del color de la piel.

Cómo tratar las quemaduras de segundo grado

Si experimenta este tipo de quemadura pero aún se encuentra en la categoría leve, puede realizar el tratamiento en casa de las siguientes maneras:

  • Remoje la piel quemada en agua fría durante 15 minutos o más.
  • Tome analgésicos de inmediato, como ibuprofeno o acetaminofén.
  • Aplicar crema antibiótica para tratar las ampollas.

Si sufre lesiones en la cara, las manos, la ingle o las piernas, busque ayuda médica de inmediato. También debe consultar a un médico si la herida que experimenta es lo suficientemente grande. Su médico puede brindarle un tratamiento especial de acuerdo con su condición.

Advertencia importante

Al igual que con las quemaduras de primer grado, debe evitar usar un hisopo de algodón en el área quemada.

Esto puede provocar una infección porque las fibras suaves del algodón pueden adherirse y permanecer en la herida. También debe evitar los pasos de tratamiento que no se hayan probado clínicamente.

Lea también: Dile adiós a las cicatrices, así es como deshacerte de ellas

3. Tercer nivel

Este tipo de lesión es la más grave. Cuando se expone a este tipo de herida, experimentará un gran daño en la piel y en todas las capas de la piel.

Incluso este tipo de herida puede dañar la capa de piel de los nervios para que no experimente dolor. Este tipo de herida se puede caracterizar por:

  • La apariencia de blanco como una vela.
  • quemar
  • La piel está expuesta, de color marrón oscuro y de textura áspera.
  • Ampolla

Si se realiza sin cirugía, el tratamiento de este tipo de heridas dejará cicatrices y corre el riesgo de provocar contracturas en los músculos. Las contracturas causarán rigidez en los tejidos corporales que deben ser suaves y flexibles.

Cómo tratar las quemaduras de tercer grado

Este tipo de herida no se puede tratar solo. Necesita un médico experto para curar y tratar las quemaduras de tercer grado. Los expertos médicos pueden ofrecer opciones quirúrgicas para reparar la piel dañada por quemaduras.

Advertencia importante

Nunca intente tratar este tipo de quemaduras usted mismo. Llame al departamento de emergencias de inmediato si tiene una quemadura de tercer grado. ¡Asegúrese de que no haya ropa ni nada pegado a la herida!

Fuente de calor que puede causar lesiones.

Hay muchas fuentes de calor que pueden potencialmente causarle lesiones corporales. Aquí hay fuentes de calor que pueden dañar su piel si entran en contacto:

  • Térmico

Térmico se refiere a llamas, chispas, líquidos calientes u objetos calientes, como sartenes, planchas o utensilios calientes.

  • Productos quimicos

Algunos productos químicos también pueden causar una sensación de calor y llagas en la piel. Como cloro, amoníaco, lejía, ácido sulfúrico o líquidos limpiadores fuertes.

  • Electricidad

Cuando el cuerpo entra en contacto con una corriente eléctrica, la piel puede lesionarse. La causa más común de quemaduras eléctricas es cuando la víctima entra en contacto con un alambre pelado. Cuando la electricidad fluye por todo el cuerpo, también existe la posibilidad de que se produzcan lesiones en todo el cuerpo.

  • Radiación

Los pacientes con cáncer que se someten a radioterapia pueden sufrir quemaduras por radiación. La radiación de alta energía se usa para encoger o destruir las células cancerosas. Si recibe radioterapia con frecuencia, las células de la piel del cuerpo tienen el potencial de lesionarse.

Posibles complicaciones de las quemaduras

En comparación con las heridas de primer y segundo grado, las de tercer grado tienen el mayor riesgo de complicaciones.

Las complicaciones que pueden ocurrir son infección, pérdida de sangre y shock, que a menudo son la causa de la muerte. Sin embargo, al mismo tiempo, todas las quemaduras conllevan un riesgo de infección porque las bacterias pueden ingresar a la piel dañada.

Además, el tétanos también es posible en todos los niveles de la herida.

El tétanos es una infección bacteriana de la piel. Esto puede afectar el sistema nervioso, lo que eventualmente puede conducir a problemas de contracción muscular. Por eso es importante recibir una inyección de la vacuna contra el tétanos cada 10 años para prevenir la posibilidad de infección.

Las lesiones graves también conllevan el riesgo de hipotermia e hipovolemia. La hipotermia es una afección en la que la temperatura corporal es demasiado baja. Mientras que la hipovolemia es una condición cuando el volumen de sangre es bajo.

Cómo prevenir quemaduras

La mayoría de los casos de lesiones por calor ocurren en casa. Entonces, para evitar esto, puede aplicar lo siguiente:

  • Mantenga a los niños alejados de la cocina mientras cocina.
  • Use un detector de humo
  • Prueba del detector de humo una vez al mes
  • Mantenga siempre seguros los encendedores cuando no los use
  • Revise y deseche los cables de alimentación que tengan alambres astillados
  • Mantenga los productos químicos fuera del alcance de los dueños de casa
  • Siempre use guantes cuando use productos químicos
  • Use protector solar todos los días y evite exponerse al sol en climas cálidos.

Si sufre una quemadura, recuerde siempre cuidarla bien de inmediato. Esto puede hacer que se recupere rápidamente y esté libre de cicatrices.

A partir de ahora, aumente su conciencia de los objetos calientes o los productos químicos para evitar quemaduras, tanto leves como graves, ¡sí!

Asegúrese de controlar su salud y la de su familia regularmente a través de Good Doctor 24/7. Descargar aquí para consultar con nuestros socios médicos.